Grupo Interno de Trabajo para el Aseguramiento de la Calidad

La Universidad Pedagógica Nacional reconoce a los procesos de autoevaluación como una necesaria mirada introspectiva, que se convierte en una oportunidad para el análisis y la reflexión institucional, permitiendo así cualificar la labor formativa, potenciar el proyecto ético-político y académico desde la valoración de las construcciones propias de la universidad y del reconocimiento de las posibilidades para mejorar . Por ello, desde el año 2002, la Universidad ha venido organizando y reglamentando los procesos de autoevaluación en cada uno de los programas académicos y a nivel institucional.

En el año 2013 la Universidad recibió el Informe de visita de condiciones iniciales.  Allí se destacaron importantes fortalezas que permitieron concluir a los pares visitantes que la Universidad podía iniciar su proceso de autoevaluación conducente a la acreditación institucional. A finales de 2014 la Universidad consolidó su proceso de autoevaluación, tomando en consideración los lineamientos del Consejo Nacional de Acreditación (CNA) y los indicadores  de la Asociación Colombiana de Universidades (ASCUN). El modelo de autoevaluación se estructuró a partir de 10 factores y 34 características, que a su vez se valoraron a través de 353 indicadores en total, considerando  para ello información documental, estadística y de percepción de la comunidad.

En diciembre de 2015 la Universidad recibió el informe de los pares evaluadores,  quienes consideraron que la Universidad cumplía plenamente las condiciones para obtener la acreditación institucional, incluso con una calificación mayor a la que la misma Universidad se asignó en el proceso de autoevaluación. El resultado de esta evaluación externa fue avalado por el CNA y formalizado mediante Resolución No. 16715 del 17 de agosto de 2016 del MEN, otorgando así la Acreditación Institucional de Alta Calidad, un reconocimiento a lo que somos, la universidad que durante más de 60 años ha liderado la formación de maestros de calidad.

A los retos de la acreditación institucional se suma un nuevo reto. En cumplimiento de la Ley 1753 de 2015 por la cual se expide el Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018,  y la normativa que de allí se derivó en 2016, con la cual se estableció la obligatoriedad de la acreditación para los programas de licenciatura del país, la Universidad presentó ante el Consejo Nacional de Acreditación a 6 de sus licenciaturas en proceso acreditación por primera vez. Para septiembre de 2016, siguiendo la normativa, los programas inscritos presentaron su informe de autoevaluación, el cual fue verificado en visita de evaluación externa por los pares académicos delegados por el CNA, entre los meses de noviembre y diciembre del mismo año. Estos procesos de autoevaluación que normalmente requerirían en su desarrollo por lo menos 2 años, con el cambio de normativa del MEN, tuvieron que ser implementados en menos de un año. Lo anterior se suma a la reforma que esta normativa establece para los programas de licenciatura, principalmente en las modificaciones al plan de estudios, situación que significó para la Universidad un reto mayor, en particular, porque para ese año 16 de los programas académicos deberían renovar sus Registros Calificados.

Responder a una coyuntura tan compleja como la propuesta por el MEN, fue posible para la Universidad Pedagógica Nacional gracias a dos factores: 1. el absoluto compromiso de estudiantes, profesores, administrativos y en general,  de la comunidad universitaria, y  2. el acumulado de aprendizajes logrados en el proceso de acreditación institucional.

Hoy la Universidad Pedagógica Nacional cuenta con 35 programas académicos, de los cuales 18 licenciaturas  y 4 programas de Posgrado se encuentran acreditados en Alta Calidad Académica. Entre estos últimos se encuentra el Doctorado Interinstitucional en Educación, acreditado por 10 años, el máximo reconocimiento a la calidad académica.

 

Paola Cristina Rodas Arévalo
Coordinadora Grupo Interno de Trabajo para el Aseguramiento de la Calidad